La Mejor Guía de Pilates Para Embarazadas

pilates para embarazadas

El ejercicio es importante tengas la edad que tengas y si lo estás pensando pero todavía no te atreves a decirlo en voz alta, si, definitivamente puedes hacer pilates durante el embarazo y hasta tiempo después de recuperarte.

Uno de los más grandes miedos de las mujeres es perder su figura después del parto, pero te aseguramos que con una rutina de pilates o con algunos ejercicios que realices en casa podrás mantener tu figura y hasta lograr curvas nuevas.

¿Por qué practicar Pilates en el embarazo?

Muchas mujeres deciden entrar a este mundo porque es una forma divertida, rápida y fácil de realizar una actividad física y mantenerte en forma.

Independientemente de si son mujeres embarazadas o mujeres en general, este es uno de los ejercicios más solicitados por los consumidores femeninos.

Si estás embarazada déjame comentarte que ésta es una forma de controlar la ansiedad por comer en grandes cantidades y si ya caíste en esta trampa del embarazo, entonces el pilates te ayudarán a quemar la grasa que puedes generar.

pilates para mujeres embarazadas

Por eso existe pilates para embarazadas, dirigido únicamente para las premamás y para las que ya se encuentran en maternidad, los ejercicios que se hacen son exactos para lo que el cuerpo necesita en esa etapa de gestación.

Toca más zonas grasas que otras y protege en todo momento al feto, además que se puede hacer el uso de pelotas especiales para recostarse y estirarse sin ningún problema.

La circulación sanguínea también es importante tanto para ti como para el bebé.

En las mujeres ayuda a controlar la producción excesiva de hormonas que el cuerpo produce debido a los cambios internos, mantiene la piel sana y disminuye el estrés que puedes sentir, o que tu pareja se asegure de que sea así.

En el bebé la estimulación de sangre ayudará al funcionamiento de su corazón y al desarrollo completo de su cuerpo.

Debemos tener en cuenta que como mujeres todo lo que hagamos de forma interna se terminarán por expresar de forma externa, por lo tanto combina tu rutina de pilates con una buena alimentación que le proporcione todos los nutrientes que tu bebé necesita.

Los mejores beneficios de pilates en tu embarazo

Disfruta de practicar pilates en tu maternidad obteniendo todos los beneficios que explicamos a continuación:

pilates-para-embarazadas

Son movimientos suaves

En pilates se practican ejercicios ideales para las embarazadas porque son movimientos que se realizan de forma delicada, se concentra más en la fortaleza que en la potencia del ejercicio.

Esto ayuda en la etapa de gestación porque evita que realicemos movimiento brusco y estos afecten al desarrollo del bebé o sucede una situación de aborto. Como madres queremos ir con cuidado que nuestro bebé nazca saludable.

pilates fortalece las celulas

Fortalece las células

Durante el embarazo las células suelen ceder a los cambios que producen las hormonas y al crecimiento el feto en nuestro vientre, el pilates ayuda a que estas células se fortalezcan y no cedan ante los estiramientos de la piel.

Así se mantiene más sana, más controlada y las repercusiones en el cuerpo después del parto no serán tan visibles.

pilates reduce el dolor muscular

Reduce el dolor muscular

Los dolores musculares van a incrementar poco a poco mientras el feto se sigue desarrollando, esto es una de las grandes quejas en las mujeres.

La espalda y el cuello son los que llevan el mayor trabajo para soportar el peso y ni siquiera hablemos de las caderas, esto es algo que no sentimos por días.

Cuando realizamos los ejercicios de pilates reduce la presión que sentimos en estas zonas del cuerpo hasta desaparecer o reducir el dolor.

desarrolla el abdomen con pilates para embarazadas

Desarrollas resistencia en el abdomen

Esto es un truco que las madres que ya tuvieron a sus hijos desearían haber sabido y ni loca vuelven a pasar por tanto dolor, el pilates te ayudan a tener una mejor resistencia durante el parto y que facilitará el trabajo de traer a tu bebé al mundo.

Además que la recuperación disminuye su tiempo porque no estará tan sensible como usualmente después de un parto.

pilates te ayuda a dormir mejor para mujeres embarazadas

Te ayuda a dormir mejor

Mientras haces los ejercicios de pilates puedes drenar todo el estrés acumulado en el día o en la semana; además de toda la presión de encontrar todo lo que necesita para el bebé, la fecha de parto y todo lo que te debes de cuidar.

Liberas todas estas preocupaciones durante los pilares y así  podrás logras horas de sueños que antes no podías.

¿Puedo practicar ejercicios de pilates para embarazadas?

Las mujeres que estaban de lleno en el mundo de el pilates, cuando se quedan embarazas pueden seguir haciendo sus rutinas de pilates e ir reduciendo la intensidad del ejercicio dependiendo de cómo se va transformando tu cuerpo.

Si no has tenido ningún tipo de experiencia con el ejercicio o con el pilates, lo más recomendable es iniciar al final del primer trimestre de gestación.

Los ejercicios pueden cambiar dependiendo del trimestre de gestación en el cual se encuentra la mujer.

En el primer trimestre

Durante este trimestre de gestación es importante que seas muy cuidadosa con el tipo de ejercicio que haces y como puede ser su nivel de exigencia, por eso se recomienda realizar pequeñas caminatas que puedan generar ciertos beneficios internos como la circulación sanguínea.

En el segundo trimestre

Aquí ya puedes entrar en las clases especiales de pilates de lactancia o empezar a realizar ejercicios en tu casa, en este trimestre debes fortalecer la espalda y tratar de calmar los dolores.

Esto ayuda a que el vientre no sea ningún obstáculo y que no sufra ningún daño. También puedes empezar a fortalecer el abdomen para que al momento del parto puedas tener una mejor resistencia y que la recuperación pase volando. 

En el último trimestre

En este momento debemos eliminar los ejercicios con movimientos bruscos y concentrarnos en la respiración, cómo controlarla y cómo usarla a nuestro favor durante el parto.

También se realizan ejercicios que ayuden a posicionar al bebé en una pose perfecta para el parto, sin la necesidad de aplicar cesárea.

¿Qué diferencia hay entre yoga y pilates prenatal?

Los dos ejercicios o trucos para el cuerpo son excelentes y resultan beneficios a la hora de tener el parto y para recuperar el cuerpo que teníamos antes de quedar embarazada.

Cada una tiene un objetivo diferente, si nos enfocamos en el pilates, estos ayudan desarrollar resistencia en el cuerpo y controlar la postura del feto. En yoga solo trabajas tu flexibilidad.

Pilates es altamente recomendado para las mujeres embarazadas que no han tenido ningún tipo de experiencia con el ejercicio y pueden adaptarse de forma fácil, además tienes una diversidad de ejercicios que puedes realizar durante cada trimestre de gestación.

El yoga es mucho más complicado de adaptarse por la elasticidad se trabaja con el tiempo.

Con ambos ejercicios puede drenar el estrés que convertirse en premamá te causa, relaja la musculatura y ayuda a controlar el exceso de hormonas que producimos cada día. Si estas metida en las dos disciplinas, mucho mejor para ti y tu bebé.

Precauciones al realizar pilates durante el embarazo

Hay ciertas razones con las cuales debemos tener cuidado para evitar alguna tragedia en el futuro.

Antes de practicar pilates es necesario que se hagan los ejercicios previos que te darán la fortaleza para continuar con los demás. Se debe evitar realizar ejercicios si se tiene algún tipo de lesión que dificulte su desenvolvimiento, evitar el ejercicio si se tiene hipertensión o placenta previa.